Quiromancia: el estudio de las manos (parte 1)

Los montes de la mano

Introducción:

El estudio de las manos comienza ya con la simple presencia del sujeto, pues comienza con la observación: observar al sujeto si es posible, desde que viene caminando, fijándose en el movimiento de sus brazos, que determinan al fin y al cabo el movimiento de las manos. Los movimientos pueden ser amplios o cortos, enérgicos o débiles, uniformes o más marcados en un brazo que en otro. Podemos asumir que es la mano la que guía al brazo y no a la inversa, pero esto esta lejos de ser estudiado como fenómeno. Observaremos si habitualmente lleva una mano en el bolsillo o más raramente ambas

Los misterios de la mano son muchos y están escondidos, escondidos debajo de otros misterios. A primera vista ambas manos son iguales, pero un observador experimentado encuentra no una, sino varias diferencias entre ambas; y es tras estas diferencias, que se ocultan algunos de los misterios que las distinguen.

Para empezar hay que averiguar en cada individuo cuál es su mano diestra y cual es su mano siniestra, lo cual no siempre es fácil. No es fácil porque un individuo dado utiliza su mano diestra para unas cosas y otro individuo para las mismas cosas, utiliza la zurda. Y para esto no es suficiente preguntar, sino que hay que observar detenidamente ambas manos: el tamaño de la mano en general y muy particularmente, los pulgares y su fuerza relativa, como así también, el ángulo que forman los pulgares con los demás dedos, que no suele ser el mismo. Un mayor ángulo suele expresar mayor independencia y es un elemento importante para definir cuál es la mano dominante, es decir, la diestra. Pero en los pulgares es preciso tambien considerar el tamaño relativo de cada una de las falanges, que debe ser aproximadamente igual. Cuando la falange distal es más corta, cabe predecir que este es un individuo con poca fuerza de voluntad.

Mas ahí no paran las cosas, el otro elemento importante es el tamaño relativo o longitud de los dedos comparado con la palma de la mano, y que la longitud de los dedos es una señal que se aprecia fácilmente de la mayor o menor sensibilidad del individuo. Pero el examen de las manos, obsérvese que hablo de las manos, o sea siempre hay que examinarlas a ambas, no termina aquí, más bien empieza.

Otros elementos a considerar son los dedos, cuyo carácter nudoso o liso apunta también a la rugosidad del sujeto, indicio temprano a la observación de un carácter posiblemente áspero. Por el contrario los dedos lisos, que terminan en una especie de cono, son señales inequívocas de aptitudes artísticas.

Pero esto tampoco termina aquí, más bien empieza, porque, ¿de qué dedo hablamos, del meñique, del anular, del medio, del índice o del pulgar?

Luego está la longitud comparativa de cada dedo: el dedo medio suele ser el más largo, pero en ocasiones es igualado por el anular, lo que apunta también a una aptitud artística. De igual modo, un meñique alargado, indica facilidades oratorias mientras que si el alargado es el índice, es señal de espíritu de mando. Cada uno de ellos tiene su significado propio.

Una aproximación válida a las características que reflejan los distintos dedos esta dada por su correlación astrológica, así por ejemplo, el dedo índice refleja en cierto modo las características del planeta Júpiter. El dedo medio, es vehículo de expresión de Saturno, el planeta que rige los destinos del hombre. Ni por asomo tan dominante, es el dedo anular, que es expresión fiel de las inclinaciones y aptitudes artísticas de las personas, las cuales se manifiestan en una longitud mayor de este dedo, que puede llegar a la longitud de Saturno. Por último está el dedo meñique, que expresa las dotes de Mercurio, el mensajero de los dioses y dios del comercio y la ciencia; cuyas dotes se manifiestan en la mayor longitud del dedo.

Pero hay que hacer una observación, las características asociadas tanto al anular como al meñique son tanto más marcadas cuanto más lisos, es decir, carentes de nudos, son estos dedos.

Por fin entramos en la palma de la mano, con sus siete montes y las numerosas líneas y figuras que han sido el campo de estudio de tanto Quiromantes

Anuncios

Acerca de fernandob33

Nací en Madrid en 1928. Emiliano, mi padre, fue un escultor famoso que murió cuando participaba como voluntario en la guerra contra Franco. Mi madre y yo fuimos evacuados (como todas las mujeres y niños) hacia Levante. Después, a Argelia y luego a Argentina, donde comencé mi carrera de médico. De este país luego de una larga prisión por mis ideales, fui expulsado a España, pero acogido como refugiado político por Hungría, donde por fin pude terminar mi carrera. A la par de mis estudios trabaje como traductor simultáneo lo que me permitió recorrer casi todos los países socialistas incluido Viet Nam. La Revolución Cubana reavivó mis ansias revolucionarias luego de años de vida en Hungría. Por pura casualidad, me enteré que Ernesto, mi amigo de la infancia, había luchado con Fidel en la Sierra Maestra y era un líder conocido como el “Che”. Con su ayuda, pues no poseía pasaporte, pude viajar a la isla, donde trabajé como médico e investigador social. Además me enamoré y encontré la felicidad con Laly y los dos bravos hijos que me dio: Ernesto y Fernando. Junto a Ana Maria, de mi primer matrimonio con Isabel, una compañera de estudios húngara, son mis grandes orgullos en la vida. Libros publicados: Diccionario Húngaro-Español Diccionario Español-Húngaro Mis Vidas Sucesivas Hungría 1956. Crónica de una insurrección. eBook. Editorial Ruth. 2014. Criminología Social. Con Alejandro Aldana Fong. De próxima aparición. Varios trabajos sobre la Delincuencia.
Esta entrada fue publicada en artes ocultas, quiromancia. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s